El maquillaje no es antifeminista

Es la semana de con-me-mo-rar el Día Internacional de la Mujer (Trabajadora). Hago énfasis en la palabra conmemorar porque —a menos que seas una persona sin corazón— celebrarías la el final de unas 140 mujeres que trabajando en la industria de la aguja, en el Nueva york de 1913, murieron quemadas.

Ellas son símbolo las condiciones precarias en las que laboraban las mujeres de aquél entonces. El trágico suceso, avanzó el derecho al voto, al trabajo, la formación profesional y la igualdad laboral por los que ya se hacían paros, protestas y manifestaciones internacionalmente.

Se ha logrado mucho desde ese momento y aunque aún nos queda bastante, admito que en ocasiones se me escapan pensamiento machistas, en contra de las mujeres, incluso de las que amo. Por eso, constantemente, es bueno tener ese grupo de amigas que te ayuden a analizar y mirar un poquito más hasta desenredar algunas de las construcciones sociales con las que cargamos.

Afortunadamente, el maquillaje nunca ha sido un punto de inflexión para mí. Siempre lo he visto como una expresión y todo lo que le permita a las personas expresarse, es más que necesario y es bien recibido.

Soy de las que piensa que una mujer no necesita andar sin maquillaje, tampoco debe sentirse obligada a llevarlo para defender lo que cree.

Bodega Blush Maquillaje antifeminista
Oprah Winfrey

Esto lo digo porque en varias ocasiones surge la pregunta: ¿estás a favor del feminismo pero te maquillas? Primero, que una cosa no tiene que ver con la otra. El feminismo tiene que ver con igualdad, respeto y solidaridad.

Es un movimiento que ha defendido la libertad de las mujeres. 

Pero la imagen de una feminista suele confundirse con una mujer desarreglada, que se ha olvidado de ella para vivir en huelgas, una amargada de la vida que sólo descansará hasta destruir a todos los hombres del Planeta. El patriarcado es el problema y en la medida en que te maquilles (porque lo haces para los hombres) ya no eres feminista.

Bul**hit. Las mujeres nos maquillamos porque queremos, porque a la vida le hace faltan colores y fantasía. Porque de hecho, muchos hombres prefieren a las mujeres sin makeup.

Es como cuando Emma Watson fue acusada de ser una feminista de mentira por aparecer en la portada de una revista con un escote ultra pronunciado. En este siglo, una mujer debería sentirse libre de salir a la calle y tomarse fotos como le parezca y con la finalidad que desee. ¿Si el propósito es aumentar las ventas de esa edición, por qué no? ¿Acaso para ser feministas tampoco podemos participar del capitalismo?

En definitiva, nadie en tu vida es más importante que tú misma. Haz lo que te de felicidad, y defiende tus derechos, incluso sin llevar una etiqueta. Pero en especial, dejemos de ponérsela a lxs demás.

“I never did consider or call myself a feminist, but I don’t think you can really be a woman in this world and not be”

Oprah Winfrey