Intensivo de bebidas alcóholicas o lo que debes saber como mínimo

Reconozcamos que nadie es igual a nadie, por suerte, y que lo mismo ocurre con las bebidas alcohólicas. En esta entrada, las dividiremos en dos grandes grupos: bebidas fermentadas y destiladas.

Así, cuando vuelvas a sentarte en una barra, vayas a las Fiestas de la Calle o estés en el supermercado, estarás mejor informada, sabrás qué pedir y de qué te están hablando.

Las fermentadas son producto de un proceso natural en el que la cebada, la uva o la manzana, entre otras, son expuestas a ciertas condiciones químicas para crear el alcohol etílico o etanol. Usualmente, su graduación (el porciento de alcohol por volumen) es de 3.5 a 15 porciento. La cerveza, el vino, la sidra y el sake son bebidas fermentadas.

Las más populares entre las fermentadas

Vino blanco: cuando escuches palabras como Chardonnay, Sauvignon Blanc, Riesling, Pinot Blanc, Pinot Grigio o Chenin Blanc ya sabes que se trata de un vino claro que se aconseja servir a una temperatura de 53.6 grados Fahrenheit o 12 grados Celsius y que, regularmente, marida muy bien con mariscos, pescado y pollo.

Vino tinto: Merlot, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Malbec, Sanggiovese, por su parte, son variedades de uvas utilizadas para la elaboración del vino tinto. Es aconsejable servirlo a una temperatura de 62 grados Fahrenheit o 16.6 grados Celsius. Parea muy bien con carnes y salsas rojas.

Vino espumoso: si la idea es celebrar, la versión doblemente fermentada de las uvas Chardonnay, Pinot Noir o Pinot Meunier puede que te ayude. Estos tienen gas disuelto como resultado del proceso. Algunos tipos son el Champagne, la Cava y el Prosecco.

Vino rosado: este se obtiene por contacto con la cáscara de la uva tinta o sangrado que es una subfermentación. Lo mejor de este vino es que puede mezclar con cualquier tipo de comida. Al igual que el blanco se recomienda servirlo ligeramente frío.

Cervezas nacionales e importadas

Ales o cervezas de fermentación alta

Lagers o cervezas de fermentación baja

(Bodega Blush)
(Bodega Blush)

Famosas entre las destiladas

Estas son  bebidas ya fermentadas que pasan por el proceso artificial de la destilación, lo que hace aumentar la concentración de alcohol puro. Su graduación alcohólica es de 15 a 45 por ciento de alcohol por volumen. Como ejemplo, tienes la vodka derivada de la papa; la ginebra del enebro; el whisky producto de la cebada o el maíz; el ron y la cachaza de la caña de azúcar y la grappa produco de la uva, entre otras.

Destiladas populares:

Ginebra: puedes elegir entre las London Dry, americanas y escocesas. Tanqueray, Beefeater y Gordon’s son ejemplos de la London Dry.

Vodka: marcas como Cîroc, Finlandia, Smirnoff, Ketel One, Absolute y Grey Goose de seguro las has escuchado.

Rones locales e importados: Barrilito, Don Q, Bacardi, Barceló, Captain Morgan, Palo Viejo son algunas de las opciones que no faltarán en una barra.

Whisky: existen varios tipos, siendo el escocés el de mayor renombre mundial y bajo el que se encuentran marcas como Johnnie Walker, Cutty Sark, Dewar’s, Chivas, J & B. Otros tipos son: americano, canadiense, irlandés y japonés.

Grappa y destilados del vino: en este renglón se encuentran las marcas Michello Charlo y Ornellaia como dos de las grappas más conocidas. El brandy, el cognac y el armagnac también son destilados del vino.

Otras bebidas: son los cordiales que se sirven luego de la comida y de las cuales has escuchado bastante a través de marcas como Baileys, Triple Sec, Licor 43, Cointreau, Frangelico, Kahlua, Sambuca, Middori y Passoa y otras.

Parte de la información fue provista por el profesor Prof. Miguel E. Pérez, MAEd de la Escuela de Administración de Hoteles y Restaurantes de la Universidad de Puerto Rico en Carolina.

1 comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*